Boletín
Desde el primer llanto hasta el último aliento de vida, el ser humano es una criatura productora de sonido. Numerosos estudios demuestran que la respiración y la fonación se inician en el nacimiento. La entonación (tarareos, arrullos, chillidos y risas) se desarrolla normalmente en los cuatro primeros meses de vida. La articulación y las primeras palabras se producen aproximadamente cuando se cumple el primer año. Antes de cumplir dos años, el niño es capaz de utilizar combinaciones de dos palabras. 

Menu